DULCE NAVIDAD LLENA DE AMOR

DULCE NAVIDAD LLENA DE AMOR

blog sin azucar facebook

Somos Los Restrepo, yo soy Paola una de las nietas. Les cuento que nuestra familia tiene más de 30 miembros. Por razones que aún no entendemos (los médicos dicen que por genética), algunos de nosotros somos propensos a tener condiciones como diabetes o hipoglucemia.

Fue por esta situación que hace más de 25 años mi abuelita paterna Carola conoció a “SINAZUCAR Repostería Dietética” y se convirtió en su cliente habitual. En esa época mi Abue se esmeró por aprender sobre nutrición y prevención y fue así como siempre recibió asesoría de su repostería favorita. Allí comprobó, primero que todo, que aunque elaborados sin azúcar adicionada; los postres, las galletas, las tortas y demás golosinas eran deliciosas. Aprendió que aunque los productos eran sin azúcar adicionada, debía cuidar las porciones atendiendo las recomendaciones médicas. Conoció que las harinas y los cereales finalmente en parte se convertían en azúcar y que por lo tanto debía controlar el consumo de las galletas y tortas aunque no tuvieran adición de azúcar.  Aún hoy ella sigue estudiando y aprendiendo sobre el tema.

En esa época yo era una niña de 5 años. Aún recuerdo la primera torta que abue llevó para festejar el cumpleaños 7 de mi primo Santi quien no podía consumir azúcar. Fue la primera vez que él celebró con la torta que quería; un campo de fútbol con la bandera de su equipo favorito. En las sorpresas habían caramelos y chocolates que todos comimos entre juegos y risas. Después de muchos años supe que eran sin azúcar.

Con mucho amor y dosis gigantesca de alegría y buen humor crecimos mis primos y yo. Ahora como adultos y muchos de nosotros padres de hermosos niños, continuamos la tradición de mi Abue Carola en navidad. Nos reunimos todos el 16 de diciembre, todavía en la casa de ella, gracias a Dios aún la tenemos entre nosotros igual de entusiasta para estas fechas. Decoramos la mesa navideña con un hermoso mantel rojo y verde y un precioso centro de mesa que mi mamá hace cada año. Ponemos natilla, buñuelos y la torta de chocolatetodo sin azúcar.

Antes de poner un solo dedo en nuestras ricuras Abue dice ¡a rezar la novena! Escogemos los villancicos y nos reunimos todos alrededor del pesebre y hacemos la novena, cantamos villancicos y luego todos corremos a la mesa a disfrutar entre risas y cuentos los deliciosos platos navideños que nos deleitan desde hace tantos años y que ahora les encantan a nuestros hijos. Ellos también tendrán en el futuro hermosos recuerdos.

Me siento bendecida con esta maravillosa familia. Por eso hoy te deseo que compartas en esta navidad todo tu amor con los tuyos, siéntete bendecido porque los tienes cerca de ti.

¡FELIZ NAVIDAD EN FAMILIA!

Web Master