Caminando despacito y rapidito

Caminando despacito y rapidito

portada-FB--sin-azucar-mailing-agosto-despacito

Hemos cambiado el ejercicio por la comodidad de recurrir a domicilios, compras por internet o actividades de diversión dentro de la casa. Pasamos los días de la casa al trabajo, del trabajo a la casa; en la casa vamos a la cocina, a la sala, al comedor y finalmente a la cama. Es entonces cuando nuestro cuerpo empieza a sentirse pesado y cansado. No hay duda “hay que moverse”.

Caminar con regularidad es un ejercicio natural de grandes beneficios para la salud física, mental y espiritual. Se favorece y estimula el funcionamiento de varios órganos del cuerpo, se descansa y concentra la mente y simultáneo con la caminata se puede meditar sobre las cosas maravillosas que nos rodean, las cosas lindas que nos ocurren y agradecer a la vida y a Dios por tantas bendiciones.

Cuando hacer entrenamientos en gimnasios o tener entrenador físico no es posible por razones económicas o por falta de tiempo, se puede recurrir a la actividad física más sencilla y beneficiosa, caminar.

Caminar es fácil, puedes hacerlo en la calle o en banda caminadora. Puedes caminar despacio y en plano si por razones de salud no puedes ir rápido o subir.

Hay una manera de hacer más efectiva la caminata y es caminando un tiempo despacio y luego hacerlo rápido e ir repitiendo estas dos operaciones por un periodo de unos 45 minutos. Este tipo de caminata se conoce como “Caminar por intervalos”. Cuando estás en la calle este ejercicio se puede hacer caminando una cuadra a un paso moderado y otra a un paso más rápido por un período de tiempo que determinas según tu condición física; no obstante lo anterior, es ideal hacerlo por al menos 30 minutos. Cuando utilizas la banda caminadora puedes usar un plan como el descrito en la siguiente tabla:

tabla

Como puedes observar este entrenamiento es de aproximadamente 45 minutos. Sin embargo, si apenas vas a iniciar este tipo de ejercicio, debes hacerlo lentamente y si tienes problemas del corazón, de las articulaciones o los huesos, debes consultar al doctor si es conveniente para ti aumentar el ritmo moderado de tu caminar.

Aunque no hagas un entrenamiento muy largo, el solo hecho de tener intervalos más rápidos así sea por muy corto tiempo te aumentará el dinamismo y la vitalidad.

Tu cuerpo es muy agradecido, cada pequeña cosa que hagas para su beneficio, él la usará para darte grandes satisfacciones.

Web Master

Leave a Reply

Your email address will not be published.