Alimentos ricos en hierro pueden prevenir la demencia en los más mayores

Alimentos ricos en hierro pueden prevenir la demencia en los más mayores

Adulto-mayor-300x199

Fecha: 31-08-2013   Autor: nutricion.org

Un estudio publicado en la revista de la Sociedad Americana de Neurología, ha comprobado que los adultos mayores que sufren anemia tienen el doble de probabilidades padecer demencia.  Una dieta variada puede asegurar las necesidades de hierro de nuestro organismo a cualquier edad.

La anemia, por definición, es una concentración baja de hemoglobina en sangre. Según la Organización Mundial de la Salud, se considera anemia cuando los niveles están por debajo de 13 g/dl en varones y por debajo de 12 g/dl en mujeres.

Esta situación puede tener diferentes causas, siendo la más común tener un bajo número de glóbulos rojos o que estos sean de pequeño tamaño, lo que se conoce como disminución del hematocrito.

La anemia no está considerada como una enfermedad como tal, sino que se entiende como un síntoma fisiológico de otro tipo de alteraciones. El origen más común de la disminución de hemoglobina en sangre es la falta de hierro que, generalmente, se debe a una ingesta insuficiente de este mineral en la dieta habitual de la persona que lo padece.

Un estudio publicado hoy en la revista oficial de la Sociedad Americana de Neurología “Neurology” ha descubierto una fuerte relación entre la anemia y la demencia en los mayores de 65 años.

Anemia y Demencia

Hierro en el Adulto mayorEl trabajo forma parte de un estudio más ambicioso sobre salud, envejecimiento y composición corporal, conocido como Estudio ABC (Health ABC Study) y ha sido dirigido por investigadores de Suwon (Korea del Sur) y de diferentes universidades estadounidenses.

En él participaron 2.552 adultos entre 70 y 79 años a los que se les ha seguido durante un periodo de 11 años en el que se les ha ido haciendo analíticas de sangre y repitiendo pruebas de memoria y pensamiento lógico a los años 1, 3, 5, 8, 10 y 11. Por supuesto, al inicio del estudio, ninguno de los participantes mostraba síntomas de demencia.

Al comienzo de la investigación, un total de 393 (15,4%) fueron diagnosticados con anemia y esa cifra aumentó a 445 (17,8%) al final del estudio. Los investigadores pudieron comprobar que los pacientes con anemia al inicio tuvieron un 64% de probabilidades de padecer demencia en comparación con aquellos que no estaban anémicos. Este nivel de riesgo disminuye un poco (40-50%) al ajustar los resultados teniendo en cuenta otros posibles factores de confusión como la edad, el sexo, la procedencia, la educación y otros valores sanguíneos.

Un estudio previo de similares características realizado en 2006 en Suecia analizó durante 3 años a 1435 personas entre 75-95 años. Los resultados fueron muy similares a los arriba mencionados (2). Otro trabajo que con 1948 personas mayores habitantes de Sao Paulo (Brasil) también encontró asociación preliminar entre la anemia y la demencia y el alzhéimer, sin embargo esta asociación ser perdía al ajustar los resultados por edad (3). A pesar de la amplia muestra, hay que tener en cuenta que fue un estudio de corte transversal realizado en un momento concreto. A este respecto, el estudio americano tiene mayor consistencia al haber seguido la evolución de los participantes durante 11 años.

No se puede identificar una causa directa de esta relación entre anemia y demencia. Según los expertos, la anemia suele ser indicadora de un mal estado de salud general pero lo que es seguro es que la anemia se asocia con bajos niveles de oxígeno en sangre y eso puede ser lo que afecte a las neuronas del cerebro reduciendo la capacidad de memoria y habilidades de pensamiento.

Fuente: http://www.nutricion.org/noticias/noticia.asp?id=64

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Cart Item Removed. Undo
  • No products in the cart.